Inés Badalo:


"La música [...] es un lenguaje universal y no entiende de fronteras".

Dentro de la segunda sesión de las VII Jornadas de Creación Actual, contamos con una compositora muy activa en este momento, y que, además, se formó como guitarrista. Se trata de Inés Badalo (Olivenza, Badajoz, 1989) De su música, su relación con la guitarra, y algunas cosas más, charlamos un ratito con ella.

Fernando López: ¡Hola Inés! Estamos encantados de tenerte en el Festival Ex Corde. Vemos en tu biografía que eres española y también portuguesa ¿Nos puedes contar tu relación con ambos países? ¿Se vive la música de una manera diferente?

Inés Badalo: ¡Hola! Encantada de formar parte de esta edición del Festival Ex Corde. Tengo doble nacionalidad, soy hija de padre portugués y madre española. Mi relación con ambos países siempre ha sido muy estrecha desde que nací, por la familia a ambos lados de la frontera; por mi formación, ya que realicé los estudios de guitarra y composición en el Conservatorio Superior de Badajoz y en la Escola Superior de Música de Lisboa; y en estos momentos vivo en España y trabajo en Portugal, por lo que estoy a diario en contacto con los dos países. La música se vive igual, es un lenguaje universal y no entiende de fronteras.

F. L: El instrumento con el que te formaste es la guitarra clásica, pero también tocas la guitarra portuguesa y vemos en tu catálogo que la incluyes en algunas de tus obras, ¿existe literatura para esta guitarra?

I. B: En estos momentos mi catálogo cuenta con dos obras de cámara que incluyen la guitarra portuguesa, en una de ellas, participé en el estreno interpretándola yo misma, por lo que escribí esa parte adaptada a lo yo podía hacer, es decir, la técnica de la guitarra portuguesa es distinta a la de la clásica, y en el caso de la primera la toco por afición, pero no tengo la misma formación que para la guitarra clásica, que es el instrumento que he estudiado, en realidad fue un atrevimiento.  La guitarra portuguesa se puede estudiar en algunos conservatorios de Portugal, es un instrumento muy vinculado a la música popular, especialmente al fado, pero también existen obras de compositores actuales que están interesándose por el instrumento, aunque aun hay poco repertorio contemporáneo, creo que el potencial que tiene es enorme y que hay mucho por hacer y explorar en ese sentido.

F. L : Entre tus composiciones encontramos obras a guitarra sola o con ensemble, incluido un dúo dedicado a nuestras compañeras Avelina Vidal y Pilar Rius –o lo que es lo mismo- el Dúo Arcadia. ¿Cómo surgió esta composición? Su título es muy sugerente, ya que puede hacer referencia a una diosa mesopotámica o al concepto chino de la fuerza del universo (energía, espíritu y mente) ¿A qué alude este título? ¿Cuál fue la inspiración para esta obra?

I. B: El dúo se titula “Ki”, es una palabra japonesa, que significa árbol. La obra fue escrita en 2014 y estuvo incluida en mi examen final de composición. Inicialmente fue el segundo movimiento de una obra de mayores dimensiones, titulada “Toru”, en homenaje a Takemitsu. “Toru” está inspirada en la música gagaku, música cortesana japonesa del siglo VII, y al principio estaba dividida en cuatro movimientos, el primero, el tercero y el cuarto para guitarra sola, y el segundo, que es “Ki”, para dúo de guitarras. “Ki” la interpreté en mi examen final junto con mi profesor de guitarra, Evaristo Valentí, por lo que conservo un bonito recuerdo. Evidentemente, teniendo en cuenta que el resto de movimientos eran para guitarra sola, desde el principio pensé en “Ki” como una obra independiente para dos guitarras, asociada a la idea del haiku. El estreno absoluto tuvo lugar el año pasado, a cargo del fantástico Dúo Arcadia, dúo muy vinculado a la música actual, en el Halleiner Gitarrenfestival, en Austria.

F. L: Este año los alumnos del curso están trabajando para ofrecer un espectáculo-viaje-concierto que atravesará diferentes espacios de Molina de Aragón. Tienes una obra titulada “Música para una galería” ¿Está pensada para un espacio específico? ¿Cómo se gestó?

I. B: ‘Música para una galería’ fue un encargo del Movimento Patrimonial pela Música Portuguesa, y formó parte del ciclo ‘Proximidades’, caracterizado por la realización de conciertos en espacios no habituales. En el caso de esta obra fue en la Galería de Arte Contemporáneo FOCO, en Lisboa, donde el público circulaba por la sala durante el concierto, permitiendo un acercamiento público-intérprete, un concepto diferente, más informal y próximo, al mismo tiempo que se tenían en cuenta las particularidades del espacio donde se desarrollaba, fue una experiencia muy interesante.

F. L: Inés, ¿Cómo definirías tu estilo –o estilos- compositivo?

I. B: estilo se encuentra más focalizado en lo textural y lo tímbrico. Me gusta trabajar con fenómenos continuos a través de texturas que van modulando progresivamente a través de micro-variaciones, como si fuesen estructuras dúctiles, maleables. Al mismo tiempo, la hibridación tímbrica, es decir, el fundir timbres de distinta naturaleza, homogeneizarlos, el sonido global que se crea fruto de esa síntesis junto a las múltiples posibilidades que ofrece, me resulta un campo muy interesante a explorar.

F. L: ¿Qué retos te gustaría abordar en el futuro? ¿Estarán presente las –distintas- guitarras en ellos?

I. B: Sí, por supuesto que escribiré en un futuro más obras para guitarra, de hecho me gustaría, si se diera la ocasión, escribir un concierto para guitarra y orquesta.

F. L: Muchas gracias, Inés, ha sido un auténtico placer. Por último, ¿hay alguna pregunta que no te hayamos hecho y te gustaría responder?

I. B: Ha sido una entrevista muy agradable, muchas gracias a vosotros por la labor tan loable que hacéis, y por acercar al festival la música actual. ¡Deseando estar el viernes con todos vosotros!

Gracias de nuevo por tu tiempo y estamos deseando también escucharte este viernes 19 en el Museo Comarcal de Molina a las 19:00 h. ¡Qué sigamos disfrutando de tu música y que sigan los éxitos!